cómo proteger la información de tu empresa

Cómo proteger la información de tu empresa

Para los empresarios la “pregunta del millón de dólares” sigue siendo ¿ Cómo proteger la información ?. Sin embargo para la gran mayoría es claro que la información es uno de los activos intangibles más importante, por lo tanto surgen las dudas en cómo blindar la información de manera eficiente y práctica.

También este interrogante y, muy fundamentada, preocupación viaja de la gerencia al departamento de tecnología. Por ende, la implementación de medidas que minimicen el riesgo de la pérdida de información se transforma así en uno de los principales objetivos del administrador TI. Lograr un nivel aceptable de seguridad, que detecte cualquier amenaza a aquella valiosa información, requiere del acompañamiento de un experto. En este punto una alianza estratégica potenciará las habilidades del administrador de TI,  buscando entre otras estrategias cómo proteger la información y cumplir con los siguientes requerimientos:

  1. Regular la velocidad de almacenamiento: Una óptima velocidad de almacenamiento de la información reduce el riesgo de pérdida de datos. Si la red de su empresa tiene un número de usuarios mayor a 10 lo ideal es utilizar un sistema de protección automático.
  2. Fiabilidad de la copia de seguridad: Es importante crear instructivos y/o protocolos sobre cómo está estructurada la información en la copia de seguridad para poder restaurarla rápidamente. La copia de seguridad de su empresa debe ser fácil de manejar y/o administrar.
  3. Seguridad: Los datos almacenados deben estar encriptados bajo las normativas más recientes, sobre todo si se trata de una copia de seguridad con respaldo en línea que permitirán proteger la información.
  4. Compatibilidad: Su información debe cumplir con unas normas básicas de compatibilidad que le permita ser restaurada desde diferentes plataformas digitales y/o sistemas operativos.
  5. Sensibilidad física del soporte: El soporte físico de la copia de seguridad debe cumplir con estándares que le permitan disminuir los riesgos propios del desgaste y de factores ambientales como el calor,  el polvo, un golpes, etc.